EL IMPACTO DE LA ACTIVIDAD FÍSICA, SOBRE EL CÁNCER DE MAMA.

EL IMPACTO DE LA ACTIVIDAD FÍSICA, SOBRE EL CÁNCER DE MAMA.

 

cancer portada

¿Qué es el cáncer?

 

Hoy en día, es una de las palabras más temidas, de esas que no queremos escuchar ni hablar de ellas. Pero…realmente sabemos, ¿qué ocurre en el cuerpo de las personas que padecen cáncer?

Según la NIH, “Cáncer es el nombre que se da a un conjunto de enfermedades relacionadas. En todos los tipos de cáncer, algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin detenerse y se diseminan a los tejidos del derredor”.

 

Éste puede empezar en casi cualquier lugar del cuerpo humano. Él mismo, está diseñado para que las células vayan creciendo y naciendo, en función de las necesidades del ser, al mismo tiempo que otras células van reemplazándose y muriendo. Al descontrolarse estos mecanismos, dará lugar a un tumor o nódulo, que a su misma vez, si invade tejidos u órganos, se denominará cáncer.

En este artículo, nos centraremos concretamente, en el tumor maligno que se origina en el tejido de las glándulas mamarias, y tiene la capacidad de expandirse a tejidos colindantes. El denominado “cáncer de mama”, que a su vez, es el más frecuente en las mujeres occidentales.

Según datos de la “aecc” en España, se producen 25.000 casos de cáncer de mama al año. Uno de los datos más preocupante que nos muestran, es que con respecto al año 2025, el incremento será del 11 %.

El ejercicio, un gran aliado

 

Una vez, que nos hayamos puesto “las manos en la cabeza”, toca pensar cuales pueden ser nuestros aliados, para prevenir dicha enfermedad, para ayudar a superarla y para mejorar nuestra calidad de vida, una vez que lo hayamos superado.

Revisando la bibliografía científica, obtenemos que entre el 30 y el 40 % de los casos de cáncer de mama, podrían haber sido evitados, debido a un buen acondicionamiento físico. Por ello, podemos extraer que el ejercicio físico de calidad, juega un papel fundamental en la prevención de la mencionada enfermedad, además de ser clave en los procesos de recuperación de la misma, y en evitar posibles recidivas.

¿Por qué?

 

Gracias a un ejercicio físico planificado y de calidad,  encontramos adaptaciones que están directamente relacionadas con la disminución de este tipo de cáncer. A continuación, nombraremos algunas de las más significativas:

  • Reducimos los niveles de insulina y glucosa. Esto a su vez, previene la aparición de diabetes tipo 2, mejorando la resistencia a la insulina.
  • Reducimos el tejido adiposo, al disminuir el índice de masa grasa, y masa grasa visceral, mejorando los niveles de hidroxivitamina D.
  • El efecto realizado sobre las hormonas sexuales (incremento de la SBHG y decremento de estrógenos y andrógenos)
  • Se aumenta la capacidad antiinflamatoria, debido al aumento de las citoquinas antiinflamatorias, relacionándose con el descenso Proteína C-reactiva. Derivando en un aumento de Adinopectina, y descenso de Leptita.
  • El daño oxidativo al ADN, proteínas y lípidos se ve reducido, al aumentar los niveles de enzimas antioxidantes.

 

En ENSA SPORT, estamos comprometido con el ejercicio físico de calidad y prescrito por profesionales. Es por ello, que muchas personas, como Carmen, deciden contar con nosotros para alcanzar sus objetivos, y mejorar su calidad de vida.

 

CASO. Nuestra entrenada Carmen

 

A continuación le dejamos con un fragmento, redactado por nuestra entrenada, describiendo la evolución de su primer año de entrenamiento con nosotros.

“Hace más de un año, que me puse en mano de los profesionales de ENSA SPORT, con el objetivo principal de afrontar mis miedos y alcanzar un óptimo nivel de calidad de vida mejorando mi condición física, de forma segura y guiada. Había disminuido muchos mis capacidades físicas, hasta el punto de no poder realizar actividades  cotidianas como conducir.

Las mejoras han sido bastantes notorias. La mejora de mi condición física (fuerza, resistencia, flexibilidad…) ha provocado que pueda conducir de nuevo, que tenga mucha más energía en el día a día, mejorar mi autoestima y composición corporal (he reducido masa grasa, aumentando masa muscular, eliminado celulitis…) Además estoy muy contenta al ganar mucho rango de movimiento en la zona operada y mejorar mi ergonomía de movimiento, trabajando la reeducación postural.

En definitiva la realización de actividad física no solo es recomendable para prevenir ésta enfermedad sino que además, te ayuda a enfrentarla de una manera positiva. Todo ello debe de acompañarse de una alimentación que desde Ensa Sport también contribuyen en ésta disciplina, para que todo vaya unido y tenga coherencia.”

 

Sin duda, Carmen es todo un ejemplo de superación, constancia y buen hacer en sus entrenamientos. Por ello, sus mejores son bastantes significativas, como lo es su progresión. ¡Sigue así!

 

 

 

cancer 1

 

Actividad recomendada en personas que han sufrido o sufren de esta enfermedad

 

Una vez conocidos los beneficios del ejercicio físico, es hora de describir que tipo de actividad, debería entrar dentro de los planes de entrenamientos deportivos en personas que han sufrido, o sufren esta enfermedad. Por supuesto, el entrenamiento debe estar totalmente individualizado, a las características de cada persona. Teniendo en cuenta factores como la fase que se encuentra (antes, durante, después…de sufrir la enfermedad), el efecto y estado de los otros tratamientos (quimioterapia, radioterapia…), así como su nivel de condición física en el momento de empezar el programa de entrenamiento

Entrenamiento de resistencia

 

Es muy importante, ya que sujetos con cáncer, llegan a tener un 30 % menos de capacidad que sujetos sedentarios sin enfermar (Jones, 2013). Entre otras cosas, fruto de la quimioterapia y sus medicamentos, se puede producir cardiotoxicidad desde la última sesión hasta 30 meses más tarde.

cancer _2

Imagen extraída de  Solón Navarrete Hurtado, Ana María Castellanos Mejía, Andrea ChAparrio Sanabria (2011)

 

Es por ello, que para su correcta prescripción debemos tener en cuenta el efecto agudo tras el tratamiento, demostrándose mejoras de la mencionada capacidad en intensidades a partir del 40 % de VO2máx, llegando hasta el 80 % de VO2máx (Amanda, B eta al, 2014; Campbell,2012)

 

Entrenamiento de fuerza

 

Es la capacidad fundamental a trabajar, disminuyendo el riesgo de muerte hasta un 33%. Teniendo como objetivo, la supervivencia, mejora de la calidad de vida, evitar recidivas y controlar los efectos secundarios (artrosis, osteoporosis…). Distintas revisiones científicas (Harrigton et al 2011, Prado et al 2009…) demuestran que existe un deterioro significativo de fuerza, disminuyendo su masa muscular, aumentando el estado sarcopénico y el daño muscular (atrofia fibras tipo II, alteraciones mitocondriales…).  Además, tras adquirir correctos patrones de movimiento y niveles de fuerza general, tenemos que incluir trabajo unilateral, ya que los músculos del brazo afectado tiene peor activación y  se origina mayores niveles de   Es por ello que tenemos que tener en cuenta que el rango de movimiento debe ir en continua progresión (Sperduto et al 2011). Debido a esto último, es muy importante trabajar de forma específica la flexibilidad y el ROM (Rango óptimo de movimiento)

 

cancer 3

En esta imagen, apreciamos a Carmen, realizando un ejercicio, orientado a la ganancia de ROM (el cual está muy avanzado)

 

REFLEXIÓN FINAL

 

Para concluir, me gustaría incluir una reflexión personal sobre la importancia del profesional de las ciencias de la actividad física y del deporte, en enfermedades como el cáncer.

Esta ciencia joven, crece a pasos agigantados, y cada vez son más los artículos científicos, tesis doctorales, y casos prácticos que lo avalan.

Uno de los grandes ejemplos, que encontramos en nuestro País, es el Hospital Niño Jesús de Madrid, En el cual, desde 2012 según datos de la fundanción Aladina, se realizan más de 300 sesiones de entrenamientos personalizados en la unidad de cáncer infantil, obteniendo mejoras significativas, tanto en su estado físico, como psicológico.  Además cada vez son más los hospitales, clínicas y centros, que cuentan con dichos profesionales para equipos de trabajo multidisciplinares, mejorando de forma notoria.

Es por ello, que cada vez más la población debe confiar en adquirir hábitos de vida saludables, como el ejercicio físico y la nutrición de calidad, confiando en profesionales cualificados para ello.

Un dato relevante, para esas personas que se encuentran con miedo de realizar ejercicio, es que según publicó Schmitz en 2005,

El entrenamiento de fuerza vigilado y controlado por profesionales, es tolerado  de forma adecuada en el tratamiento  de cáncer de mama, encontrando un menor ratio lesional que en población general.

En Ensa Sport contamos con entrenadores personales expertos, licenciados y especializados en ejercicio en poblaciones especiales, realizando un trabajo interdisciplinar para garantizar un resultado óptimo y seguro.

Contacta con nosotros en info@ensasport.com

 

José Antonio Robles Aguilar.

Entrenador Personal en ENSA SPORT.

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Máster en Preparación Física y Recuperación de Lesiones.

Certificado en Anatomía Funcional y Ejercicio Correctivo.

Certificado en ejercicio físico en poblaciones con requerimientos específicos.

 

 

Bibliografía

Amanda, B et al. (2014). Cardiorespiratory fitness in breast cancer patients: a call for normative values. Journal of the American Heart association. 3(1):e000432

Dennis Campbell (2012) Employee Selection as a Control System. Journal of accounting research.

Harrington S1, Padua D, Battaglini C, Michener LA, Giuliani C, Myers J, Groff D (2011). Comparison of shoulder flexibility, strength, and function between breast cancer survivors and healthy participants. J Cancer Surviv. 2011 Jun;5(2):167-74.

Jones, LW. et al.(2013). Modulation of circulating angiogenic factors and tumor biology by aerobic training in breast cancer patients receiving neoadjuvant chemotherapy. Cancer prevention research. 6(9):925-37

Kathryn H. Schmitz, Jeremy Holtzman, Kerry S. Courneya, Louise C. Mâsse, Sue Duval and Robert Kane (2005) Controlled Physical Activity Trials in Cancer Survivors: A Systematic Review and Meta-analysis. Cander epidemiology, biomarkers&prevention

Paul W. Sperduto, Norbert Kased, David Roberge, Zhiyuan Xu, Ryan Shanley, Xianghua Luo.. (2011).” Summary Report on the Graded Prognostic Assessment: An Accurate and Facile Diagnosis-Specific Tool to Estimate Survival for Patients With Brain Metastases “ Jorunal of clinical oncology.Principio del formulario

Solón Navarrete Hurtado1, Ana María Castellanos Mejía2, Andrea Chaparro Sanabria2. (2011) ARTÍCULO DE REVISIÓN. Cardiotoxicidad por quimioterapia
Un enfoque práctico para el clínico. ISSN 1852-3862

Recommended Posts

Leave a Comment

COLESTEROLfibromialgia portada