COVID-19 – EL DESORDEN QUE DEJA

El pasado 31 de enero se cumplió un año desde que se confirmó el primer caso de Covid-19 en España, el resto ya es de sobra conocido. Llevamos un año conviviendo con una situación para la que no estábamos preparados y que ha desestructurado todos nuestros hábitos.

Esta pandemia sin duda llegará a su fin, pero va a dejar a su paso un desorden en nuestra vida y en nuestra relación con el ejercicio y la salud. Esta en nuestras manos poder salir de ella con los mínimos daños colaterales posibles.

¿En qué está afectando la pandemia a nuestra rutina diaria?

La pasada semana el fisioterapeuta Adam Meakins (@adammeakins) posteó información sobre un interesante estudio de Flanagan E. et al. (2020) dónde mostraban el terrible impacto que está teniendo el virus y las múltiples consecuencias negativas que está teniendo de forma indirecta tanto en nuestra salud física como mental.

En este estudio, analizaron a 7753 personas en cuarentena para observar los efectos que ésta podía estar creando en nuestra conducta y nuestra relación con el ejercicio y la salud.

ALGUNOS DE LOS PRINCIPALES DATOS QUE OBSERVAMOS

1. Incremento significativo de las conductas sedentarias.

2. Disminución significativa de la cantidad de actividad física (tanto en tiempo como en intensidad de la misma).

3. 43% admitió haber incrementado el consumo de comida basura (alcohol incluido).

4. 27% de los encuestados aumentó significativamente de peso (los grupos que de por si tenían sobrepeso, aumentaron más la cantidad).

5. 44% empeoró la calidad del sueño.

6. Los niveles de ansiedad se duplicaron.

Estos son simplemente los datos de un estudio en una población concreto, pero son bastante extrapolables a lo que estamos presenciando diariamente. Es necesario que reconozcamos esta situación y atendamos a estos problemas, pues, de no controlarse, cuándo tengamos controlado este virus, dejará a su paso un desorden difícil de recuperar.

Cómo educadores físicos y agentes promotores de salud, tenemos que seguir esforzándonos en concienciar de la importancia de seguir estando activos, de seguir entrenando pese a las restricciones de movilidad o cierres de instalación incomprensibles.

Es de la salud de la población de lo que estamos hablando, no dejemos que de una pandemia, salgan otras evitables.

Fuente: Flanagan E et al. (2020) The impact of Covid-19 Stay-at-home orders on health behaviors in adults. Obesity 11 Oct.2020

Recent Posts

Leave a Comment