ESCOLIOSIS: TRATAMIENTO POR MEDIO DEL EJERCICIO

Volvemos con la segunda parte del artículo sobre escoliosis, esta vez para centrarnos en su tratamiento por medio del ejercicio.

En el primer artículo, ¿ENTIENDES TU ESCOLIOSIS?, definíamos qué es la escoliosis, las adaptaciones negativas que provoca y qué tratamientos hay, enfoncandonos poco a poco al ejercicio como trataiento. En este artículo te lo mostramos.
Recordamos lo que SÍ podemos hacer:

• Concienciación e integración del esquema corporal en diferentes posturas y acciones de la vida diaria (estático y dinámico)
• Inclusión de trabajo de la musculatura ventilatoria.
• Trabajo neuromuscular selectivo (eslabones débiles) y línea media.
• Trabajo de fuerza individualizado centrado en sus necesidades especiales.

Línea de trabajo:
1. Control Motor (propiocepción, conciencia cinestésica)

En estas personas con desalineación a largo plazo, su esquema corporal está desvirtuado, por lo que el aprendizaje de la postura correcta en cada posición de sus actividades de la vida diaria y tiempo libre y la activación selectiva de su musculatura, deben ser la base de la intervención.
Un concepto muy importante aquí es la PROPIOCEPCIÓN, definida como la capacidad de percibir una información a través de los receptores, enviarla al cerebro por via aferente y enviar una respuesta después de gestionar esta información.
Para conseguir que la capacidad de estabilización sea eficiente, el paciente necesita reeducar el sistema nervioso y superar los cambios adaptativos propios de la escoliosis, ya que el cerebro interpreta la postura errónea como correcta, debido a la lesión estructural.
Un objetivo clave es que sea capaz de realizar cualquier actividad de la vida, con una adecuada disposición de su raquis (correcta higiene postural).
Cuanto mayor sea la variabilidad de los estímulos (sin entrar en un circo), mayor será la riqueza del SNC a la hora de reconocer y programar cualquier actividad, lo cual sería preciso que estuvieran enfocadas en tareas posturales y actividades de la vida diaria.
Este “erróneo esquema corporal” ha de ser modificado, podemos enseñar a la persona las posturas incorrectas y cómo sería la postura adecuada. Este descubrimiento del defecto, provocará que la persona busque la corrección de sus posturas erróneas constantemente. Para ayudaros a conseguir este objetivo, desde Ensa Sport, os proponemos varias opciones:
• Visualización mediante cámaras:
La persona es grabada desde atrás y directamente se visualiza en una televisión conectada a la cámara. De esta manera la persona puede observar las correcciones de su espalda en tiempo real.

1

• Feedback (contra suelo o pared) sobre todo zona escapular:

Una vez creada esta conciencia postural, la persona tiene que comenzar el entrenamiento para reforzar ese esquema corporal que estamos creando, primero con control visual y después con ojos cerrados hasta que sea capaz de corregir su postura sin estímulos externos y ni visuales. Podremos hacerlo en diferentes posiciones para crear un mayor aprendizaje (tumbado bocabajo, sentado, de pie, boca arriba, andando, cogiendo cargas…).

2. escoliosis

2. Entrenamiento de la musculatura ventilatoria

Como comentamos en la primera entrada sobre la escoliosis, esta musculatura suele verse alterada también por este fenómeno.
La valoración del diafragma por parte de un especialista y el tratamiento de la movilidad de este músculo en caso de que hiciera falta, unido al fortalecimiento de la musculatura inspiratoria y espiratoria, puede ayudar a aumentar la capacidad vital, la cual se ve fuertemente afectada en este colectivo.
Nota de Carlos Arenas: Algunos “trucos” son tumbarlo de lado (sobre el pulmón que más aire es capaz de tomar) para “obligar” al alumno a inspirar y espirar focalizando su atención sobre el pulmón libre, queremos que la persona se centré en movilizar ese pulmón, haciendo que se mueva sobre su pleura y “mejorando” alguna de sus adherencias. Podemos hacer lo mismo si nos tumbamos boca arriba y ponemos las dos manos sobre un pulmón, esa presión hará el efecto que tiene el suelo (no hace falta apretar demasiado, simplemente con el peso de la mano puede ser suficiente). Aprovecho para agradecer a Ibai López estos truquitos.

3. Entrenamiento Neuromuscular selectivo (eslabones débiles) y zona media.

Hay grupos musculares encargados de movilizar y estabilizar algunas estructuras corporales que se ven comprometidas en la escoliosis.

1

Entrenar de manera selectiva la musculatura estabilizadora de la escápula y de la línea media será una apuesta inteligente para el posterior trabajo de fuerza integrado. Cuando hablo de línea media, me refiero a toda la musculatura involucrada en estabilizar a la columna, desde la musculatura de la cadera a la musculatura dorso-cervical.
Antes de comenzar el ejercicio debemos posicionar la columna la persona dentro de la zona neutra (rango donde las estructuras sufren el mínimo estrés necesario) y pedir que el alumno respire tranquilamente, que se adapte a esta nueva postura. Tras esto, el entrenamiento enfocado en la musculatura que interviene en la estabilización de la columna, se realizará con repeticiones lentas y sostenidas con el objetivo de mejora de la resistencia.

En caso de que exista una actitud cifótica (posee una excesiva flexión de la columna dorsal) debemos intentar colocar en extensión la curvatura dorsal para facilitar el trabajo sobre la musculatura ventilatoria

4. escoliosis5. escoliosis

 

 

 

 

 

7. escoliosis

6. escoliosis

 

 

 

 

 

 

 

 

Debido a los posibles desequilibrios que existan en la región pélvica, un paso a seguir sería la liberación de dicha musculatura, lo cual facilitará también el entrenamiento y las actividades que la impliquen.

 

escoliosis 8
9 escoliosis

 

Entrenamiento Neuromuscular (FUERZA)

El entrenamiento de fuerza es clave en la mejora de la calidad de vida de estas personas. Debemos olvidar el entrenamiento “convencional” de fuerza de tipo culturista y centrarnos en trabajar sobre los patrones motores básicos. Como norma, debemos saber que antes de la ejecución de cualquier ejercicio, se intentará reposicionar la columna a la que sería una posición segura (dentro de la zona neutra), para posteriormente, realizar el ejercicio.

escoliosis

9 escoliosis

10.redu

DL1

Cabe destacar, que ninguno de los tratamientos hasta la actualidad tiene 100% efectividad y seguridad a largo plazo y que el rol del ejercicio físico INDIVIDUALIZADO en la persona tiene un papel mas que importante en el tratamiento de la escoliosis. Desde mi experiencia como entrenador y después de una revisión sobre esta temática sé que la escoliosis no va a desaparecer, pero puede mejorar mucho, sólo depende de una correcta evaluación y planificación del entrenamiento para cada individuo y de la adherencia del mismo al ejercicio.

Toda la teoría sin aplicación práctica es inútil, por ello quiero darte las gracias y felicitarte por tu implicación en todo el tiempo que hemos estado entrenando… ¡¡te mereces esa mejoría que has tenido!!

Un saludo!!

Recommended Posts

Leave a Comment

Friday favouritesFriday favourites