CÓMO EMPEZAR A ENTRENAR DESPUÉS DE VACACIONES Y NO ABANDONAR EN EL INTENTO.

No pasa absolutamente nada por faltar un día al gimnasio, pero ¿qué sucede si no es un sólo día sino un mes o más tiempo de inactividad por vacaciones? ¿La cosa cambia verdad?
 
Tú sabes quién eres. Por mucho que lo has intentado, nunca te ha gustado demasiado ir al gimnasio. Tal vez incluso hayas contratado a un entrenador personal en alguna ocasión, esperando a que el gasto extra o la rendición de cuentas fuera suficiente motivación para convertirte en un usuario habitual del gimnasio. O aunque con él lo consigues, sabes que si tuvieras que ir solo a entrenar no lo harías y eres capaz de encontrar 101 opciones mejores antes que ir a entrenar, ver la tele tumbado en tu sofá, tomar una cerveza con los amigos o dormir, constituyen el top 3.
 
Cada año te obligas a cumplir propósitos saludables, y aunque empiezas con muchas ganas estas se empiezan a esfumar si no empiezas a ver resultados pronto. Cada vez que comienzas un programa de entrenamiento demasiado ambicioso con el objetivo de ponerte en forma, algo no lo permitió. Y en el fondo, tú sabes cuáles son los problemas: Primero, que no te gusta hacer ejercicio y segundo, que no sabes que hacer para conseguir resultados. Por eso contrató a un entrenador personal, ¿no? 
 
Entiendo que para ti sea difícil, incómodo, desagradable incluso frustrante no llegar al objetivo deseado. Pero aún así te preguntas como hay personas que les encanta y no pueden olvidarse de su ración de ejercicio diaria. ¿Cuál es el secreto? ¿Cómo se está motivado día tras día y año tras año? ¿Serán una especie diferente? ¿O hay algo que hacen y que tú no haces?
 
Pocas personas en este mundo nacieron con un amor innato por el gimnasio y seamos realistas, hacer ejercicio no es muy agradable cuando no se está en forma. Pero la buena noticia es que sólo necesitas un nivel mínimo de condición física para dejar de sentirte mal y comenzar a sentirte bien.
 
La única manera de llegar es empezar. Empezar hasta que ya no sea un esfuerzo inhumano acudir a tu gimnasio a hacer ejercicio y para eso únicamente hay que ser constante y no esforzarse en hacer algo que sea difícil o desagradable, únicamente asegúrate de hacer algo que te haga sentir bien. No hay razón alguna para torturarse en el gimnasio. Una vez empieces a sentirte mejor podrás ponerte nuevas metas, mientras tanto, es simple, haz algo, aunque sea poco, pero que esté bien orientado y asesorado, antes hemos explicado que hacer cualquier cosa no vale. Pero con regularidad y sin excusas!!
 
La clave para ser constante es hacer un entrenamiento tan sencillo, apropiado y divertido, que no hacer algo que te haga sentir hasta incomodo.
 
Desafortunadamente el sector de la actividad física es un mal lugar si está en busca de consejos claros. Parece que todo el mundo tiene una forma diferente de hacer las cosas y todos están convencidos de que su camino es el único camino.
 
 
Vamos todos a tomar una respiración profunda.
 
Os dejo una píldora para los noveles: los detalles no importan en el principio.
 
¿Pero por donde empiezo?
 
 
Tengo buenas noticias para ti y únicamente tienes que seguir estos sencillos pasos:
 
1. Busca  algún profesional para que te evalué.
 
Es probable que tengas una idea aproximada de su tu estado de forma, pero los datos objetivos del mismo, te ayudarán a determinar tu punto de partida, así como los progresos conseguidos en futuras evaluaciones. Por ejemplo: Test de Rockport, test indirectos de fuerza, ¿cuántas flexiones de brazos puede hacer en 1 minuto?, ¿hasta dónde se puede llegar hacia adelante mientras se está sentado en el suelo con las piernas delante de usted, tu peso, tu %grasa, tu IMC, tu índice cintura-cadera…
 
2. Asesórate y busca un profesional que diseñe tu programa de entrenamiento.
 
Es fácil decir que haces ejercicio todos los días. Pero se necesita un plan. Al establecer tu programa de entrenamiento, ten en cuenta estos puntos:
  • Asegúrate de que tu entrenador tiene en cuenta tus objetivos. ¿Estás comenzando un programa de ejercicios para perder peso? ¿O tienes otra motivaciones, tales como la preparación para un maratón? Tener objetivos claros puede ayudar a medir tu progreso.
  • Ve a tu propio ritmo. Bret Contreras, establece unas reglas para tu progresión afirmando que cada persona tiene puntos de partida diferentes según su experiencia con el ejercicio y el nivel de técnica en los movimientos principales.  Y estos principios son: Bilateral antes que unilateral, estable antes que inestable, ROM parcial antes que ROM completo, uso del peso corporal antes que usar carga externa, despacio antes que rápido y simple antes que complejo.
  • Introduce la actividad en tu rutina diaria. Encontrar tiempo para hacer ejercicio puede ser un desafío. Para hacerlo más fácil, establezca la cita del gimnasio como otra cualquiera en tu agenda.
  • Incluye diferentes actividades. Diferentes actividades puede mantener el aburrimiento a raya.  Además reduces las posibilidades de lesión al reducir la repetición de las mismas. Tu entrenador debería proponerte multitud de tareas, el entrenamiento a la vez que eficiente debe ser divertido.
  • Deja tiempo para la recuperación. Muchas personas comienzan a realizar ejercicio físico de forma frenética. La mayoría de las veces, cuando nos decidimos a comenzar una nueva rutina de ejercicios, es porque estamos motivados para hacerlo y esto puede ser un arma de doble filo. ¿Por qué? En primer lugar, porque la motivación fluctúa. Esto significa que no se puede confiar en ella. Es por eso que tienes que construir buenos hábitos en lugar de sentirte únicamente motivado. Pero en segundo lugar, la motivación te puede engañar a morder más de lo que puedes masticar. Planea tiempo entre sesiones para descansar y recuperarte, pero nunca te saltes ningún entrenamiento programado. 
  • Escríbelo en papel. Un plan escrito puede animarte a mantenerte en el camino correcto.

 

Recuerda, NO tienes que preocuparse por los detalles en el comienzo, empieza lento  y no te pierdas los entrenamientos.

 

Y ahora, si me disculpan, ha llegado mi cita con el entrenamiento!.
 
ARTURO MENA
Team Manager ENSASPORT
Lic. Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Dip. Ed. Física
 
 
Recommended Posts

Leave a Comment