CONTROLANDO LA DOSIS DE ENTRENAMIENTO. PARTE 2

Control Dosis

En entradas anteriores comentábamos la importancia que tiene, en nuestra figura de educadores físicos, conocer que factores influyen en las propuestas de dosis de ejercicio que prescribimos en nuestros clientes, ya que no todo es contar series y repeticiones o ajustar la carga de entrenamiento, sino que hay más elementos que interaccionan entre sí.

 

 

Implementar ejercicio físico en nuestro día a día está sobradamente demostrado como una estrategia efectiva para la mejora y recuperación del rendimiento, la función cognitiva y la mejora del estado de salud general, siendo, además, una herramienta que potencia nuestro sistema inmunológico y nos protege de multitud de procesos degenerativos.

 

Esto hace que cobre especial relevancia el control de la dosis que proponemos en nuestras sesiones tanto para su especificación, como para la individualización de la misma. Esta individualización adquiere cada vez más una mayor importancia, ya que, ante mismas propuestas de carga externa cada persona se verá sometida a diferentes factores personales influyentes que determinarán la respuesta interna que se produce, provocando que, ante mismas propuestas, haya una alta heterogeneidad interindividual de respuestas.

 

Como comentamos en la anterior entrada, teniendo en cuenta estas consideraciones, en cada entrenamiento es importante tener en cuenta tres componentes claves que interactúan en la carga que recibe cada uno de nuestros entrenados: la carga interna, la carga externa y los factores personales que influyen en nuestro entrenamiento tal y como podéis ver más detallado en el gráfico adaptado de Gronwald, T. et al. 2020:

 

1. Carga externa: es el trabajo realizado por el individuo independientemente de la carga interna (velocidad, peso, distancia, etc.).

2. Carga interna: es la respuesta fisiológica, psicológica, motora y biomecánica individual y aguda que influye durante o después de nuestra sesión (FC, Nivel CK, Lactato, etc.).

3. Factores influyentes: estos pueden perturbar o potenciar los diferentes estímulos de una sesión de entrenamiento (fatiga, estrés, sueño, etc.).

 

Por un lado, a la hora de prescribir es necesario atender a los principios de entrenamiento (individualización, especificidad, sobrecarga, progresión, variación, regularidad, periodización) y por otro, tratar de especificar lo máximo posible los parámetros de carga externa e interna para poder individualizar con precisión tanto la dosis de ejercicio como la dosificación del mismo, ya que habrá factores que influyan en la respuesta del organismo y que podrán ser no modificables (género, genotipo, etc.) o modificables (estrés, nutrición, descanso, etc.).

Esto implica que como entrenadores tendremos que:

1. Tener en cuenta los parámetros de carga externa que queremos programar en cada una de nuestras sesiones, así cómo la distribución de la misma a lo largo de la semana.

2. Tratar de monitorizar los parámetros posibles de carga interna para poder tener una respuesta de cómo reacciona el organismo a las propuestas que planteamos y poder intervenir modificando la carga externa planteada.

3. Escuchar activamente a nuestros clientes, conociendo su estado previo al entrenamiento, preocupándonos por cómo ha pasado el día, por cómo está su familia o si ha solucionado aquello que le preocupaba. Toda información es importante para poder anticipar los posibles factores que pueden influir en nuestra propuesta.

 

La dosis planteada, cuidando estos parámetros, tendrá una respuesta aguda (como resultado de la sesión) e irá formándose una respuesta crónica (como resultado del programa de entrenamiento).

 

Atendiendo a esto, cuándo el/la pesado/a de tu entrenador/a te plantea preguntas del estilo “¿qué tal has descansado?” “¿Cómo te ha ido en el trabajo?” recuerda, esa información, para nosotros es muy valiosa, y que, cuánto más información tengamos para ajustar la dosis de tu entrenamiento, mejores adaptaciones y resultados obtendremos.

 

No lo olvides: “No entrenes más, entrena mejor”.

 

Referencias:

1. Gronwald, T., Törpel, A., Herold, F., & Budde, H. (2020). Perspective of Dose and Response for Individualized Physical Exercise and Training Prescription. Journal of functional morphology and kinesiology5(3), 48. https://doi.org/10.3390/jfmk5030048

Recent Posts

Leave a Comment

Entrenamiento de fuerza